Impuestos vs Crecimiento

Empezábamos la semana con la noticia de que Madrid va a mover ficha en materia de impuestos. Entre las medidas anunciadas, destacan la reducción del IRPF un 1,6% y del impuesto de Transmisiones patrimoniales de hasta un 6%. En el post de la semana pasada “Claves de la recuperación en España”, ya mencionaba el incentivo que podría tener una medida de este tipo para la economía española.

¿Que origina esta decisión?

El principal problema de España es el altísimo desempleo y la malas condiciones del empleo actual. La subida de impuestos viene provocando la asfixia de la economía de los hogares españoles y su paulatino empobrecimiento. Madrid parece haberse dado cuenta de ello y es la primera comunidad autónoma en actuar.

Disminuir la presión fiscal es la forma más eficaz e inmediata de que el ciudadano disponga de una mayor renta disponible y liberar a las empresas de las altas tasas impositivas a las que están sujetas, lastrando así su crecimiento. Además, la consecuencia de esta rebaja es positiva sobre la creación de nuevas compañías, lo que se traduce en nuevos puestos de trabajo y un incremento del consumo.

¿Es lo mismo subir impuestos que bajar el gasto?

Rotundamente no, no es lo mismo y el efecto es totalmente distinto. Cuando se aumenta la carga tributaria se destruye riqueza, siendo un obstáculo para las empresas que la están generando e influye negativamente sobre el crecimiento económico. Sin embargo, reduciendo el gasto lo que se consigue es obtener un mayor margen para que se produzca este crecimiento.

Desde que se anunciaron por parte del Gobierno medidas como el incremento de la presión fiscal, el gasto público lejos de caer ha aumentado mientras que los ingresos no se han visto favorecidos con esta medida.

gastos e ingresos

Gastos e ingresos públicos (millones de euros). Fuente: Elaboración propia con datos de EUROSTAT

La subida de impuestos por encima de un determinado nivel causa un impacto negativo sobre la recaudación, al contrario de lo que se suele pensar. Es decir, cuando se aplican tipos impositivos excesivos no se incrementan los ingresos de forma proporcional. Esto es lo que se conoce como la Curva de Laffer. Si le sumamos una tasa de desempleo insostenible y un nivel de consumo por los suelos, el resultado es desastroso.

El problema es el gasto

La clave es dónde va a parar el dinero que pagamos. La mayor parte de lo que se recauda tiene como fin el gasto público y una minoría la inversión. Ni que decir tiene gran parte de ese gasto es ineficiente, no crea riqueza y el retorno del capital es escaso y en algunos casos nulo. En consecuencia, la deuda pública no ha hecho mas que crecer por esta razón.

deuda Deuda pública. Fuente: Fuente: Elaboración propia con datos de INE

Por tanto, el problema es de cantidad y de calidad del gasto, no de los ingresos. Demasiado gasto innecesario e insostenible que recae sobre el bolsillo del ciudadano y que además no tiene recompensa en la economía del país. Reformas fiscales como las de Madrid son el camino hacia la competitivad, porque los hechos así lo demuestran.

 

 

Comments

  1. Queenie

    Wonderful points about the toil, determination, and practice that goes into &#22&0;genious.2#8281; Talent may be a bit more raw for others, but nobody is born with innate talent to succeed without a considerable amount of effort.Charlie Brown comics are timeless, brilliant, and wonderful life-scripts.TY, Cherry!

Leave A Comment?