Nos encontramos a las puertas del cierre de año y todos estamos con los ojos puestos en el año 2014. Respecto al panorama que se presentara en el mercado de renta fija, las previsiones son poco halagüeñas para los ahorradores o inversores más conservadores, ya que si estos están dispuestos a correr riesgos, la rentabilidad que van a percibir por sus posiciones serán ridículas.

Quien adquiera posiciones en su cartera de renta fija de forma directa deberá estar mentalizado a aguantarlas hasta su vencimiento, y olvidarse de las valoraciones diarias que tendrá la vida de los bonos adquiridos, porque existirá bastante fluctuaciones.

Si hablamos de los fondos de inversión de renta fija a corto plazo y con niveles de bajada de tipos, el panorama es algo diferente, porque la cuantía de la comisión del fondo condicionará la rentabilidad final.

Sin embargo, si nos vamos a fondos de inversión de renta fija a largo plazo, el riesgo de adquirir pérdidas es significativo y no despreciable, si los tipos comenzaran a repuntar.

Después de leer noticias como “España ha recuperado la confianza del inversor a lo largo de 2013, lo que le ha permitido mejorar su financiación en los mercados y conseguir en el conjunto del año un ahorro en el pago de intereses de la deuda superior a 8.500 millones”.

Esto se traduce, que  el apoyo que hemos tenido del BCE, la mejora del sector exterior y la recuperación de algunos indicadores, nos han permitido dejar atrás la recesión en el tercer trimestre, haciendo que España consolide su posición y recupere la confianza del mercado.

Cabe destacar un valor añadido a lo explicado anteriormente; que las agencias de calificación “Moody’s, Fitch y Standard & Poor’s” indicaban una mejora en la perspectiva de España.

Por lo que tendríamos que añadir algunos valores positivos referentes al mercado de deuda en el año 2013;

  • La prima de riesgo ha pasado de los 359 p.b a 218,1 p.b (cifra de 11.12.13).
  • El interés del bono español a 10 años, cuyo diferencial con el alemán, se ha reducido al 4,01 % (cifra de 11.12.13).
  • Rebaja de tipos en Letras del tesoro de pasar del 1,5 % al 0,7 %.

Por lo tanto, las previsiones cara al próximo año, es un prima de riesgo que oscilara en torno a 180 o 200 p.b los primeros 6 meses, los costes de financiación sobre España decrecerán, el bono a 10 años español podrá reducirse hacia rentabilidades del 3,7%-3,9%, los bonos corporativos serán una clase de activo que tomara fuerza, debido a la bajada en la tasa de impagos y porque la inflación no aumentara y la deuda emergente dependerá de la política monetaria de EEUU que siempre afecta, aunque el motor de dicho mercado dependerá realmente, de las reformas que tome China, donde la previsión de crecimiento del PIB estará entre el 5% o 6%.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *